Home » » Teoría del Entrenamiento I

Teoría del Entrenamiento I

1.- El Dominante debe Saber lo que quiere y porque lo quiere
2.- El Dominante se debe Motivar y Prepararse
3.- El Dominante debe Conocer a Su sumisa
4.- La sumisa debe estar ListaSin tener en cuenta el método o estilo de entrenamiento que se escoja o se emplee, generalmente existen algunos elementos primordiales y comunes a todos los métodos, bien definidos para hacerlo. Estos elementos se discuten a continuación:
1.- El Dominante debe Saber lo que Quiere Y Por qué lo QuiereSiempre he pensado que no es suficiente el querer tener una esclava o bien una sumisa bien-educada. Un buen Dominante también debe estar dispuesto a invertir el tiempo, el trabajo y el esfuerzo requerido para entrenar a una esclava o una sumisa para que se convierta, de hecho, en una esclava o una sumisa bien entrenada según sus propias normas y deseos. ¿Después de todo, que satisfacción obtendría si pudiera comprar una en la tienda?Para tener una sumisa bien-especializada (educada), es importante tener un buen concepto de que es y lo que significa exactamente para usted el termino de "bien entrenada." Un Dominante no puede emprender la educación o el entrenamiento eficaz de una sumisa, o modificar la conducta de esta, sin tener una visión clara en su mente del producto final de ese entrenamiento. Así, primero cuestiónese como Dominante y pregúntese siempre "¿Qué es lo que quiero o pretendo que mi sumisa haga o aprenda a hacer con el entrenamiento que pienso proporcionarle?" De igual importancia que la pregunta anterior es la siguiente "¿Por qué deseo invertir tiempo y esfuerzo para hacer esto?" En mi particular opinión, la respuesta a la pregunta "¿por qué?" nos da las razones, las bases, y es lo que nos permitirá tomar las decisiones acerca de la finalidad del entrenamiento. La respuesta a la pregunta "¿Por qué yo quiero hacer esto? " también puede tener un impacto en el estilo de entrenamiento mas apropiado. Para expresarlo de una forma más simple, cualquier Dominante deberá tener muy claro lo que él quiere y por qué él lo quiere antes de elaborar su plan de entrenamiento.Yo tengo mis propias razones para entrenar a mi sumisa. Otros pueden tener otras razones igual de buenas pero completamente diferentes. Para los propósitos de esta discusión, lo importante es que Ud. sepa cuales son SUS razones para entrenar o educar a su sumisa.
2.- El Dominante debe Motivarse y Prepararsea).-La Motivación.El concepto de "motivación" entra en lo que yo he considero es una distinción fundamental entre un "Amo" y un "Dominante". El Dominante no sólo debe saber lo que él quiere, él también debe estar deseoso de hacer y de tomar las acciones requeridas para conseguir lo que Él quiere. Por lo que se refiere a entrenar a su sumisa, esto significa que el Dominante debe estar deseoso de darse o tomarse el tiempo, para ejercer su fuerza intelectual y una disciplina interna, para lograr esas metas. Este aspecto de D/s se pasa por alto a menudo, pero es completamente esencial.Para entrenar o educar el Dominante por fuerza tendrá que estudiar y aprender algunas cosas involucradas. Como se señala más adelante, el Dominante debe saber lo que él está enseñando al derecho y al revés. Él por fuerza debe ser más conocedor que la sumisa en la materia que está enseñando.Como también se discutirá con más detalle más adelante, el entrenamiento o educación también involucra el conocimiento de la sumisa por parte del Dominante. ¿Qué es lo que a Ella le gusta y que detesta? ¿Cuáles son los gatillos emocionales y físicos de la sumisa? ¿Qué es importante o insignificante para ella? ¿Y cuánto tiempo el Dominante invertirá para encontrar todas estas cosas y sacarlas al exterior?También el entrenar involucra elaborar planes. ¿Cómo debe ser entrenada la sumisa? ¿A qué paso o rapidez debe ella entrenarse, y como debe progresar? ¿Qué herramientas van a ser usadas? Todo esto costará definitivamente el devanarse un poco o un mucho los sesos.Hay también mucho "trabajo previo" y un trabajo de evaluación para un entrenador. Deben planificarse cada lección, tener los materiales disponibles a mano, debidamente preparados. Después de cada lección de entrenamiento, es normalmente una buena idea el evaluar lo que ocurrió Vs. lo que usted planeó, con el fin de tener un seguimiento del progreso contra las metas y ajustar las lecciones futuras de acuerdo con lo conseguido.La autodisciplina también es muy necesaria, El Dominante debe seguir su plan realmente, y hacerse el tiempo necesario para entrenar. Una parte de la Dominación es el supervisar a la sumisa y asegurarse que esa conducta correcta, continúa. ¿Lo hará el Dominante? ¿Y tendrá el Dominante la fortaleza interior para corregir los pequeños errores aparentemente menores de forma consistente, antes de que ellos se vuelvan errores mayores?Como usted puede ver, el entrenamiento requiere mucho del Dominante. Él tiene que estar deseoso y ser capaz de darse o dedicarse él al proceso total de entrenamiento. Él tiene que estar dispuesto a hacer cualquier cosa que el decida. El Dominante no debe empezar cualquier sesión o lección a menos que y hasta que El/Ella esté listo.b).- ¡El Conocimiento De La Materia - O Consiguiendo Ayuda!Como ya dijimos, el Dominante tiene que saber lo que Él está haciendo. Esto involucra un conocimiento íntimo de la materia del entrenamiento. Un Dominante no puede enseñar lo que él no sabe o con lo que no está familiarizado.¡No obstante, es posible, y realmente deseable, para el Dominante el pedir y conseguir ayuda si lo necesita! Si el Dominante no es un buen cocinero, él no puede entrenar a su sumisa para que lo sea. Si Él no está familiarizado con el servicio de té japonés, él no puede entrenar a su sumisa en ese ritual. ¿Eso significa que debe entrenar a su sumisa de cualquier forma o ella no aprenderá? No del todo. Significa, que si Él realmente quiere a su sumisa especializada en el área, Él debe encontrar a alguien más para que le ayude hacerlo o lo haga por ël. Y puede estar mirando o participando en el entrenamiento, Él puede aprender algo nuevo también. O, Él puede enviar a la sumisa a entrenarse y ser "sorprendido" por su sumisa en ese tipo de servicio particular una vez que ella haya completado ese aspecto de su entrenamiento.
3.- el Dominante debe Conocer a Su sumisa El conocimiento de la sumisa también es importante. Específicamente, es importante saber: (1) Cuales son sus metas; (2) Como es Ella mental y espiritualmente; (3) Que le gusta y que detesta; y (4) Que es importante para ella.Simplemente todo lo anterior y las metas de su sumisa deben tenerse en cuenta definitivamente. Ella puede tener ganas de aprender algunas cosas. Ella puede tener aptitudes y habilidades que le gustaría reforzar. O, ella puede querer ser simplemente mejor para que ud. la valore más. Averigüe estas cosas, y muéstrele a su sumisa cómo sus entrenamientos o lecciones ayudarán a que ella alcance sus metas, y usted tendrá una muy feliz y entusiasta sumisa.Sin embargo, el estado espiritual y emocional de la sumisa también necesita ser tomado en cuenta. Si la sumisa ha sido dañada emocionalmente en el pasado, o es nueva a la sumisión, estos factores tendrán un inmenso impacto en el tipo de entrenamiento, y la velocidad y profundidad del mismo, que la sumisa deba y pueda tomar. Generalmente, y exceptuando las condiciones técnicas, la sumisa no responderá al entrenamiento hasta que ella esté lista para el mismo. Así, la exploración completa de lo que la sumisa es y de cuales son sus necesidades y sus problemas es importante.Lo que le gusta y sus aversiones son factores que también deben ser tomados en cuenta. Por ejemplo, si a la sumisa le gustan las nalgadas, entonces no deben usarse las nalgadas como una consecuencia negativa. Si una nalgada se usa de esa manera, puede confundir a la sumisa y puede pensar que esta haciendo algo bueno, o puede al menos causar confusión del sentido de su sumisión en su alma. Sin embargo, si ella ama las nalgadas pero odia las palas de madera, las nalgadas pueden usarse como un premio, mientras el uso de las palas sería un castigo.De forma similar, si algo no es importante para la sumisa, dárselo o quitárselo no servirá de forma eficaz como refuerzo. Como ejemplo, si una sumisa gusta la privacidad al usar el baño, y es importante para ella, permitirle cerrar la puerta del baño entonces será importante para ella, y así podría ser potencialmente con el tiempo un premio para una buena conducta. Si, por otro lado, la sumisa es exhibicionista y no se avergüenza fácilmente, entonces tal tipo de premio tendrá un significado muy pequeño, y por lo tanto, el impacto será también muy pequeño.Note que los entrenamientos pueden influir en lo que la sumisa percibe que es importante. Con el tiempo, una sumisa involucrara sus sentimientos de auto-valoración y se sentirá "atada" o condicionada a que dependerá de la forma en que ella obedezca, del como y cuanto placer recibirá. Así, la desilusión visible del Dominante puede llegar a ser una consecuencia negativa que debe tener una importancia extrema para la sumisa.Lo que sea importante para la sumisa también puede influir en el estilo de entrenamiento adoptado. Por ejemplo, algunas sumisas aman el orden y la estructura. Ellas aman un esquema en donde las reglas sean claras, las líneas sean definidas y ellas puedan encajar en dicho esquema. Tales sumisas frecuentemente responderán mucho mejor a un estilo más estricto de entrenamiento, más cerca del tipo disciplinario u ordenancista (recibir ordenes especificas). Otras sumisas son más sensuales, y puede necesitar a un "Papá" o un "papito" o bien un maestro, más que de un sargento. Un ambiente más consentidor o cuidadoso puede ser requerido con ese tipo de sumisas.Por favor note que uno no necesariamente necesita ajustar el entrenamiento de acuerdo a los valores de la sumisa. Por ejemplo, la marina ha estado usando el mismo estilo de entrenamiento durante décadas, con resultados excelentes. No obstante, en el mundo de la sumisa debemos considerar estos problemas en el tipo de entrenamiento escogido, ya que pueden representar una diferencia considerable en la respuesta de la sumisa a entrenar, y por lo tanto también en los resultados finales.
4.- La sumisa debe estar listaLa sumisa debe estar lista, física, mental y emocionalmente, para el entrenamiento. Si la sumisa no lo esta, los entrenamientos serán seguramente ineficaces. Será frustrante para ambas partes, y la experiencia desagradable tendrá que ser superada de alguna forma tarde que temprano entonces en el futuro.a).- La capacidad FisicaHay muchos relatos y creencias que son ficción en la comunidad de D/s, que parece asumir que una sumisa puede arrodillarse durante horas sin incomodidad física o sin un daño realmente físico; esa sumisa nunca necesita o tiene la necesidad de ir al baño o servicio, nunca está cansada o tiene momentos malos, y es lo bastante flexible para adoptar cualquier posición por un período indefinido de tiempo. Bien, yo tengo noticias para usted. La inmensa mayoría de las veces, el 99% de la veces eso no es verdad.Algunas situaciones realmente pueden usarse como una ventaja por el Dominante, como negarse a un descanso o permiso para ir al baño hasta que se hayan alcanzado ciertas metas de entrenamiento o actividades, o el uso de la fatiga para hacer más fácil la inducción de la sumisión y/u obediencia, o para romper con los moldes rebeldes de la sumisa.No obstante, es sumamente importante saber la historia médica de la sumisa y estar seguro que la adopción de ciertas posiciones, o la administración de ciertos castigos, no implicará el ponerla a un riesgo de daño físico permanente.Los piercing, tatuajes y cirugías recientes, llevan intrínsicamente sus propios riesgos, y siempre debe asegurarse de que la historia médica reciente de la sumisa no ha cambiado.b).- La Capacidad MentalEl aprendizaje es de hecho una parte del proceso de entrenamiento y los resultados del mismo están naturalmente limitados por la capacidad de lo que la sumisa puede absorber o mejor dicho de su capacidad de aprendizaje. Si la sumisa tiene muchas cosas en que pensar en su vida, o está mentalmente distraída por cualquier causa, por fuerza estos factores influirán en el tipo y cantidad de entrenamiento que ella pueda asimilar en una sesión, o en un tiempo determinado. Igualmente, si la sumisa simplemente no tiene las bases de conocimientos requeridas para que ella obedezca, entonces antes que otra cosa deberán obtenerse esas bases de conocimiento.c).- La Capacidad Emocional y EspiritualLa capacidad en estos niveles es esencial. Si la sumisa no esta preparada emocionalmente para ceder o perder el control sobre si misma, con aceptar la desnudez, con dar su sumisión, etc., intentar introducirla a estas cosas de una manera muy real y apresurada puede llevar al fracaso finalmente, y la relación entre la sumisa y el Dominante puede minarse o puede destruirse. Muchas, relaciones Dominante-sumisas se han destruido o nunca han llegado a la fruición o climax, porque la sumisa no estaba emocionalmente lista para las cosas en las que el Dominante insistía en llevar a cabo. ¿Por qué destruir algo que puede ser tan bonito incluso para toda una vida, negándose a esperar esa semana extra o un mes más para que la sumisa pueda estar preparada emocionalmente para ello? Creo que no tiene sentido.
URL=http://cronos51.blogspot.com/2005/09/dominantes-notas-sobre-la-_112672299831282139.html
 
Support : Copyright © 2015. comme prima - All Rights Reserved