Home » » Teoría del Entrenamiento II

Teoría del Entrenamiento II

5. La creación de la Atmósfera, del Tiempo y el Espacio
6. Comunicación de lo que es La Conducta Deseada
7. El estudio
8. La repetición Y Práctica
5.- La creación de la Atmósfera, del Tiempo y el EspacioEs sumamente importante contar con el ambiente de entrenamiento correcto. Idealmente, debe ser un ambiente que sea cómodo, que tenga todo el mobiliario o equipo adecuado para el entrenamiento, y que este libre de distracciones. Más importante que lo anterior, es el tener una Atmósfera dónde el Dominante este con el control y el mando completo y la sumisa por el contrario se encuentre de alguna forma "vulnerable".El confort o comodidad siempre debe ser considerado. Si ella estará arrodillada por periodos largos de tiempo, ¿el suelo esta alfombrado? Si ella va ha estar desnuda, ¿el cuarto esta a buena temperatura? Si le exigen que lea, ¿la iluminación es adecuada? A veces, el Dominante puede querer un poco de incomodidad para la sumisa. Como una regla general, sin embargo, al disminuir la comodidad de la sumisa, se reduce el goce de la sumisa (y la sensibilidad ) de una sesión de entrenamiento, y puede dañar la efectividad del entrenamiento significativamente.Tener el equipo correcto a mano, por supuesto, también pueden representar una diferencia suprema en la efectividad del entrenamiento, que si no se cuenta con el. Si no está allí, la estatura del Dominante se disminuye, y el placer y efectividad de la sesión de entrenamiento a la sumisa se daña. Este tipo de problemas con el tiempo, pueden minar el entrenamiento de la sumisa completamente.Las distracciones externas deben llevarse al mínimo posible, ya que interfieren con la concentración y pueden por lo tanto interferir con el estado mental que debe ser óptimo para la sesión de entrenamiento.Quizás el elemento más importante del entorno, sin embargo, es el tiempo. La sesión de entrenamiento no puede ser eficaz si la sumisa está pensando si ella alcanzará a llegar a tiempo para una cita que tiene más tarde, o bien si el Dominante esta preocupado porque alguien vendrá a verlo a determinada hora.La efectividad de la sesiones de entrenamiento también se disminuye si la sumisa a tenido un día muy agitado, cargado de adrenalina y no ha tenido el tiempo para bajar ese ritmo de actividad, e incluso muchas veces lo acrecenta por la prisa de llegar a la cita con el dominante. De hecho, la sesión de entrenamiento cuando existe este tipo de estado mental puede producir una asociación indeseable entre el venir estressada del trabajo y el empezar una sesión de entrenamiento.Hay varias maneras de trabajar alrededor de estos problemas del "estado mental". Primero, asegúrese usted que tiene el tiempo adecuado. Tiempo para entrar en el estado mental correcto, tiempo para la sesión de entrenamiento, y tiempo para relajarse después y dar y recibir la realimentación adecuada y el "aftercare" (como dicen los americanos) necesario. Estas cosas no deben apresurarse. Segundo, considere el uso de rituales fijos para conseguir llevar a la sumisa al estado mental correcto para la sesión de entrenamiento. Por ejemplo, a una sumisa que visita mi casa con fines de una sesión de entrenamiento invariablemente se le exige estar desnuda, y asumir una cierta posición hasta que yo reconozca su presencia. Ella debe pasar también una inspección antes de permitirle pasar del recibidor. Con el tiempo, estos "rituales" tienden a que entre casi automáticamente en el estado mental o anímico correcto.A partir de este punto, trato de hablar normalmente con la sumisa para averiguar cómo ha estado su día, como le ha ido, si tiene algún problema, ya sea en lo personal o con alguna parte del entrenamiento o de las sesiones que piense que necesita ser aclarado o comentado, de como esta mental y emocionalmente. Si su estado es tal que ella necesita tiempo adicional para entrar en el estado anímico o mental correcto, yo normalmente le hago tomar una postura fija en un lugar fijo, mientras dice una mantra especial, hasta que ella haya logrado el estado mental correcto. Normalmente esto me da resultado. Ella tiene siempre el permiso de dejar la postura, y el lugar físico y acercarse a mi para empezar la sesión de entrenamiento cuando ella considera que está en el estado mental correcto. Lo anterior puede tomar 5 minutos, puede tomar una hora, o ella puede dormirse allí. No importa cuanto tiempo necesite, con tal de que ella sea honesta con ella misma y conmigo sobre su estado emocional y mental.El problema del control es importante. Desde el principio de la sesión de entrenamiento, el Dominante debe planear las fases o etapas de la misma, de tal forma que esté lo suficientemente claro, y tendientes a reforzar que Él es quien manda o mejor dicho domina. Esto no significa que el Dominante deba adoptar actitudes fanfarronas, ni significa tampoco que el Dominante no deba construir los mecanismos para la realimentación y el Aftercare de la sumisa en los momentos apropiados y de las maneras apropiadas. Significa que a la sumisa se le debe llevar de tal forma para que entienda a un nivel profundo que ella no tiene ya el control, que este le pertenece al Dominante. Tal mando o control debe mantenerse a lo largo de toda la sesión de entrenamiento.Hay muchos mecanismos por lograr esto. Esos mecanismos, sin embargo, podrían llenar un libro entero y podrían estar más allá del alcance de este artículo. Este articulo esta escrito para aquéllos que ya son Dominantes con experiencia. Si usted no sabe cómo lograr y mantener el control y el mando, usted no debe estar leyendo esto.
6.- Comunique cual es La Conducta Deseada.Uno de los beneficios de entrenar a un ser humano, en comparación de entrenar un animal es que es más fácil la comunicación. Los seres humanos pueden leer y lo hacen. Los seres humanos pueden escuchar y lo hacen (a veces, por lo menos). Y los seres humanos pueden actuar en y sobre las cosas que han aprendido a través de leer o escuchar. Y los seres humanos pueden mostrar una conducta correcta. Así, pues es mucho más fácil y lleva menos tiempo entrenar a un humano en ciertas cosas.Inedependientemente de si uno está entrenando un ser humano o un animal, debe sin embargo tenerse en cuenta que, debe haber comunicación de lo que deseamos (o de lo que no deseamos) como conducta, junto con esto debe existir una comunicación de las posibles consecuencias y los alcances que estas tendrán si tal conducta se exhibe. Si tal comunicación no se da, los entrenamientos simplemente no servirán.Una de las cuatro cosas mas frustrantes que le pueden pasar a una sumisa (las cuatro se discuten después en este artículo) es cuando se espera que Ella obedezca una orden que Ella no entiende y eso la confunde. Esto se evita a través de proceso claro y consistente, de comunicación. Igualmente, la comunicación del rango de consecuencias ya sean positivas o negativas (premios o castigos) también debe ser muy clara.Tal comunicación puede ser por escrito, a través de hablar, escuchar y por el ejemplo (por ejemplo, castigando a alguien por un mal comportamiento y grabarlo en un video para usarlo en la educación de otra sumisa, el esclarecimiento de lo que se pretende o de las consecuencias que tendrá en caso de tener esa misma conducta), o en la realidad (ejem., dándole una nalgada o un azote por una acción o conducta incorrecta. Esa nalgada o azote comunicara claramente que esa será una de las consecuencias que pueden ocurrir ante tal desvío de la conducta).Por lo que se refiere a la efectividad, las consecuencias reales son los más eficaces, con tal de que la relación entre la conducta y la consecuencia esté clara. La comunicación por el ejemplo probablemente es la siguiente forma más eficaz, seguida por la comunicación verbal o hablada, y por último la comunicación escrita. Note, sin embargo, que si las comunicaciones habladas o escritas de las conductas deseadas o de las consecuencias no se siguen en la realidad, el Dominante con esa actitud de falta de seguimiento ha comunicado algo más realmente. Primero, Él ha comunicado que sus palabras no son completamente confiables. Segundo, cuando Sus hechos no han seguido a Sus palabras, la sumisa puede empezar a sentir que no puede confiar en Él Dominante ya que este perderá su credibilidad.
7.- El EstudioEl resultado deseado del entrenamiento, idealmente, es que la sumisa logre tener de una forma tan profundamente desarrollada internamente la conducta deseada al punto que, ella exhiba esa conducta inmediata, alegre e instintivamente cuando se le de la señal apropiada. Esto no significa que ella ya no "piensa", o que ella no tiene su propia personalidad. Significa que en términos de obediencia y respuesta, que sus acciones son a un nivel instintivo, un nivel interno en el que no le es necesario el pensar o preocuparse. Esto permite que su respuesta sea inmediata y sin pensar.Para conseguir lo anterior, debemos considerar sin embargo que, la conducta o actitud deben aprenderse inicialmente. Esto puede hacerse a través de métodos de condicionamiento o condicionales o por medio del ejemplo, o bien puede aprenderse por medio de la palabra escrita o hablada. Yo soy un gran defensor de este tipo de aprendizaje por parte de la sumisa, ya que le permite aprender las cosas sin necesidad de estar yo presente, para que así el tiempo que estemos juntos, sea más productivo y eficiente reforzando su conducta y ayudándola a interiorizarse en este condicionamiento interno de la conducta. Ella obtiene así más de nuestro tiempo juntos, y yo también.Como un ejemplo, yo tengo una serie de artículos sobre la posición y el entrenamiento de mi sumisa cuando esta en mi presencia.Cuando yo empiezo con este aspecto del entrenamiento con una sumisa, le exijo que lea los artículos en el momento, y en el orden que yo selecciono. Cuando ella llega a mi casa, es de esperarse que ella esté familiarizada con lo que ha leído y estudiado, y podrá hacer las preguntas que crea convenientes al respecto. Ella todavía necesitará que le muestre cómo asumir las diferentes posiciones de una manera aceptable, y aunque ella todavía tendrá dudas, vacilaciones y errores al tratar de asumirlas, no tendrá tantos. Y, el grado en que ella demuestra la familiaridad con lo que yo he escrito me proporciona una buena pista acerca de cómo y que tanto esta ella motivada para ser bien entrenada.Claro, esto significa que yo debo estar totalmente familiarizado con lo que ella está estudiando. Pero teniendo en cuenta que yo escribí lo que yo estoy esperando que ella aprenda, eso normalmente (repito, normalmente) no es un problema.
8. La Repetición y Práctica"Aprender" la conducta deseada no es suficiente. Debe experimentarse por la sumisa, y entonces repetirla y practicarla, al punto que se vuelva una segunda naturaleza en ella. Éste es el proceso de internalización.Existen varias cosas que harán que la repetición y la práctica sean más eficaces como un dispositivo o herramienta para lograr la internalizacion.El primero es el practicar con frecuencia. Entre más frecuentemente uno repite las conductas deseadas a o en contestación a órdenes, señales o comandos dados, será más fácil. También entre más tiempo le dediquemos a ello, es más probable que tales conductas se den.Segundo, las sesiones de práctica deben hacerse tan agradables como sea posible. De esa manera, la sumisa vendrá a querer practicar y a aprender. Normalmente pondré a mi sumisa ha efectuar varias tareas, como limpiar o lavar, tareas del tipo considerado por la mayoría como "quehaceres". Después de que ella los termina de hacer, la premio con una sesión de entrenamiento. Y, si ella se esfuerza y la veo deseosa de hacer el mejor intento por aprender lo que estamos practicando, entonces la premio normalmente con una sesión normal. No toma mucho tiempo antes que la sumísa empiece pidiendo, y rogando realmente, por más sesiones de entrenamiento.Yo también tiendo a no hacer las sesiones de práctica muy largas. Ella puede estar cansada, y las sesiones de práctica involucran recibir mucha información (tanto de aprendizaje, como de retroalimentación) por parte de la sumisa. Cualquier persona, sea sumisa o no, sólo puede absorber y retener una cantidad limitada de información cada vez. Todos nosotros alcanzamos el punto que yo llamo de saturación (ese punto en que la vista solo ve las letras pero ya no lee) más pronto o más tarde, y cualquier esfuerzo por recibir y absorber información una vez que se ha pasado el punto ese, es para los propósitos prácticos, inútil. Así que trate de hacer sesiones de práctica, cortas, agradables y positivas, no imparta demasiada información a la vez.Tercero, como se ha discutido anteriormente, se han cuidado que las prácticas sean consistentes por lo que se refiere al tiempo y al espacio y, esperanzadamente, también convenientes. Entre más habituales, fáciles y positivas pueda hacer las prácticas y las sesiones de entrenamiento, será mejor para Ud. y los resultados. Para que una conducta se vuelva un hábito, esa conducta debe practicarse y debe reforzarse religiosamente por un período sustancial de tiempo (algunos estudios sugieren que toma 13 semanas por lo menos para que una conducta se vuelva un hábito). Una vez que Ud decida y empiece un proceso de este tipo, debe estar preparado para seguirlo y mantenerlo hasta lograr los objetivos o conducta deseada.
URL=http://cronos51.blogspot.com/2005/09/dominantes-notas-sobre-la-_112672299831282139.html
 
Support : Copyright © 2015. comme prima - All Rights Reserved