Hace un momento pensaba el peso especifico que tiene el ímpetu en nuestras vidas.






La fuerza y motor que podemos imprimir en nuestras ilusiones y sueños cuando nos acompaña una buena dosis de energía positiva.






Pues es que si... a pesar de la adversidad, a pesar de los malos ratos, a pesar de las decepciones, desilusiones, peleas, malos entendidos y cualquier otro ingrediente que nos acompaña en el menú de la vida... hay que seguir adelante...






Y como se dice: atrás ni para tomar impulso...






Es que el fuego de la vida está en las entrañas... ese fuego solo lo sientes tu adentro de ti...y cuando crees que no puedes más le das un mordisco a la vida y tragas los días, las horas y segundos y te empachas del calendario implacable... que además de tus entrañas te acompaña sea cual sea el camino que tomes...






Pero que sería de tu vida si no contaras con la llamita llamada ímpetu que solamente necesita de unas ramitas de la madera mas aromática que puedas encontrar para seguir dandote calor y alimentando tus ilusiones y sueños.






Es que tienes que seguir el camino que te muestra la luna y recostarte en su regazo... y mirar más alla de la inmensidad y respirar las estrellas...






Es que puede ser que caigas, o te encuentres con almas oscuras que traten de hacerte caer una y mil veces por su propio malsano placer... Pero no eres un escombro, ni eres una ruina ni estas vacío.






Siempre recuerda que allí arriba hay un cielo llamado entusiasmo que te cobija y te proteje, y que hasta cuando solo te quede un pequeño rayo de luz mortesino, siempre habrá una mano, una nube o una sonrisa que te gritará hasta que la escuches y abrirá sus brazos infinitos de luz que inundarán tu corazón.
 
Support : Copyright © 2015. comme prima - All Rights Reserved