Home » » El Diario de iara 6-2-2009

El Diario de iara 6-2-2009

El collar en mi alma, que extraño pensarlo así, que extraño sentirlo así. Yo que decía que no me hacia falta el collar, hpy arreglando las cosas de las cajas que me traje encontré el plastiquito negro finito que llevaba al cuello el dia que nos conocimos y terminó regalándome. Cuántas cosas ppuede traerte a la memoria un simple collarcito, sencillo y especial como ese. En mi cabexza se me alinearon todosas las imágenes de cuando lo vi por primera vez, la forma como me miraba, los nervios que yo tenia, el miedo a lo desconocido. Las ganas de abrazarlo. Para mi fue algo de golpe, algo instintivo, para mi aunque tal vez nadie lo crea fue amor a primera vista. Estaba muy delgado, pero los ojos le sonreian. Recuerdo que me maquillé lo mas bonita que pude y me arreglé como siempre para ir a trabajar, tenia mucho miedo porque habian pasado muchos años que no hacia algo asi y no sabia que esperar. Cuando salí de mi oficina me habia dejado la camarita que aun guardo al lado de mi computadora pero no he sabido colocar porque algo falta. y un chocolate, el preciso que sabia que me gustaba. Y así jugamos por el telefono, te veo estas vestida así estas caminando por alla... y entonces entro al restaurante mirando toda asustada sin saber que hacer y me siento a esperar. No lo encontraba, le pregunté si se habia ido o si era una trampilla. Me dijo que no que ya llegaria. Y asi fue, llego y se sentó frente de mi. Nunca lo olvidaré. No podia comer, trataba de ser simpática, pero habia algo que no podia dejar de mirar, era su sonrisa y sus ojos, y l aurgencia por un beso, que no quise dejar esperar mucho tiempo y se lo pedí. No se porque lo hice, solo se que lo necesitaba, y se me metió en el alma y una cosa tan sencilla como el hilito negro cuando me lo puso en el cuello, jamas lo abandoné. Lo usé muchas veces y ahora al tenerlo en las manos, tengo tantos recuerdos. Lo tomé lo limpié con l apinzita le acomodé las cabecitas y puse un pedazo de terciopelo dentro mi gaveta y lo coloque arriba y lo cubri con mas terciopelo, como la joya mas valiosa que tengo entre mis zarcillos, pulseras y collares. A veces me lo pongo, pero lo vuelvo a limpiar y a dejar cuidado en el lecho de rosas que le hice.
 
Support : Copyright © 2015. comme prima - All Rights Reserved