Home » » Hoy algo pasó...

Hoy algo pasó...

Pues si, algo pasó, comencé a sanar, comencé a vivir de nuevo a ver la luz del sol, a ver los carros a respirar smog, a sonreirle a los extraños...


Si, hoy y gracias a unos amigos que tenia tiempo que no veia, y que por cuestiones de trabajo me hicieron llegar hasta su oficina.


Me levanté, me bañé... acomodé un poco la cama y luego me vestí, fue un ritual realmente armonioso, sincero, delicioso, aromático... con toda la calma del mundo abrí gavetas, saque la ropa interior mas pequeña que conseguí que fue una de las pocas cosas que me compré ultimamente, me la coloque sobre la piel aun humeda, sin rastro de pelitos ni nada, porque pase un buen rato en la ducha afeitándome y poniendome de gala para la salida. Apenas una tirita adelante y otra atrás, solo para decir que tenía algo puesto.


Luego escogí un jeans bien bajito nuevo que me regaló una amiga y que tiene la parte de la pretina en cuero y en conjunto una especie de blusa chaleco en cuero negro que tenia un escote bastante pronunciado y estratégicamente colocado para lucir los senos. Me puse unas sandalias bien altas y un bolso de cuero que venia con el conjunto. Es una querida amiga que me quizo hacer un regalo para levantarme el ánimo, me peiné, aunque no pude secarme el cabello, el secador esta malo lo que me recordó llevarlo a arreglar, pero no importa hice un milagrito en en mis rulos extraños y los dejé como deseaba, bien al descuido y felices, libres que el viento pudiera jugar con ellos. Y así proseguí con el ritual del maquillaje, y mi boca roja con una buena raya negra dentro del ojo y mucho rimmel. Estaba satisfecha, por ultimo anillos y pulceras y el perfume, olia a gloria... Así tomé la cartera y me encaminé al lugar donde iba.


En realidad no estaba pensando en nada, solo en respirar, en mirar, en sentir lo que no habia sentido en todo este tiempo, solo pensaba, por fin hoy pude levantarme y salir, es un día especial. Y miré todo con ojos de niña que sale por primera vez al mundo... despues de muchas lunas sin hacerlo. Observando todo y preguntando por todo.



Lo primero fue realmente insólito, los piropos del señor taxista me dejaron con la boca abierta, claro está mi ego subió a un millón por hora, y hasta reí mucho porque me dijo que mi marido o mi novio seguro que debian cuidarme porque una mujer como yo no se encontraban a patadas y menos en todas las esquinas de Caracas. En verdad lo que hice fue reir y decirle que ni novio ni marido, que yo me cuidaba sola y me alegraba y sentia orgullosa sola por los piropos, que no hace falta tener a nadie para sentirse bien.


El señor no podia creerlo, tanto que lo expresó, y lo ùnico que dijo fue, que desperdicio, los hombres aqui en verdad no quieren servir para nada. Y yo le contesté, si usted lo dice...


Llegue al sitio, me tome un cafe y estuve hablando con el ex presidente de la compañia donde trabajaba, que me conoce desde hace 11 años, y de verdad es alli donde me doy cuenta el valor que tengo y que siempre he tenido porque con sus palabras en serio que me emocionó muchisimo. Tanto que me dijo que el no recomendaba a nadie, pero que conmigo era la ecepción, que haria una carta de presentacion a todos los que conocia que estaban en altos cargos de compañias muy grandes y reconocidas porque mi responsabilidad, mi entrega al trabajo, mi buen desempeño y todo lo demas no podia quedar en el olvido ni a un lado, ya que era importante que recobrara la calma completa y que recibiera remuneración por mi buen trabajo.


En serio que lo valoré muchisimo, estuve un buen rato hablando con el de todo un poco y me dijo que estaba muy bonita, que debia seguir asi, que no importaba lo que me hubiera sucedido antes pero que debia mantenerme activa, que saliera aunque sea a tomarme un cafe sola o al cine sola, para no quedarme vegetando en la casa porque no era nada bueno, que el sabia que pronto todo se solucionaria, y esperaba que fuera algo muy bueno.


Creo que en mucho tiempo hoy me tocó sonreir, me tocó escuchar piropos por la calle, me toco sonreir a mujeres, niños y hombres, me sentí admirada, deseada, y hasta coquetearon conmigo. Si, ya va siendo la hora de ser lo que fui en version mejorada, acostumbrada a las miradas,a costumbradas a estar bella, llamativa, unica esplendorosa como antes lo fui. Eso no se pierde, solo se habia eclipsado, pero esta aqui, mas claro no canta un gallo, y hoy me sentí feliz, hermosa y admirada una vez mas. A lo que estaba acostumbrada a levantar la mirada de los hombres y hasta de las mujeres, a lo que era y sigo siendo, no al ser trágico y solitario y sombrio en que me convirtió la vida desde hace muchos meses. Ya soy yo, aunque sin empleo, aunque sin dinero, aunque sin saber lo que viene, pero esa soy yo. La visual de muchos hombres y la envidia de muchas mujeres, no puedo quejarme.



Lo unico que me parecio de terror es el saber que mi carro no me lo daran sino hasta que el seguro me pague, me sentí tan desilusionada, despues de esperar tantos meses aun hay que esperar y esperar, porque no termina nunca de arreglar las cosas, la verdad es que me exaspera estar sin carro, y menos saber cuanto tiempo se tardan en pagar. Eso es lo unico que me fastidió un rato, que decepción, lo que debia hacerse en un mes no termina nunca, tal vez haberlo dejado en otro sitio ya estuviera hecho, pero bueno ya se hizo y como que no se cumplieron las espectativas.

A pesar de todo esto, se que es solo el principio del camino, también estoy consciente de no todoos los dias seran iguales y que en algunas oportnidades la tristeza y la depresión volverán por ratos. Aun no estoy estable anímicamente, por lo que estoy segura que aun debe pasar mucho tiempo antes de poder decir estoy completamente bien. Esto solo es el comienzo, pero hay que ser realistas, las recaidas suceden, pero no importa, se tratará de sobrepasarlas como se pueda.

De todas fromas gracias a todas aquellas personas que me han ayudado y que me han prestado su mano durante este tiempo.

Si Dios quiere este es el principio de algo bueno.

Dios este con ustedes,

iara
 
Support : Copyright © 2015. comme prima - All Rights Reserved