Home » » TEORIA DEL ENTRENAMIENTO III

TEORIA DEL ENTRENAMIENTO III

9. Incrementalizacion, Progresión y Formación de Conducta
10. La realimentación y Refuerzo
9. Incrementalización, Progresión y Formación de ConductaLa manera mejor de describir la incrementalización es, "¡Vaya a pequeños pasos! " Ya hemos hablado que una persona solo puede absorber una cantidad de aprendizaje en una sesión. Cada vez que se agrega algo a la enseñanza de la sumisa, hay que tener presente que habrá algo mas para recordar y hacerlo una conducta interna y por lo tanto también se incrementa la posibilidad de que la sumisa pueda olvidar algo y fallar de alguna forma. Bajo cualquier filosofía de entrenamiento, el preparar a alguien para el fracaso no motivará a nadie, solo será un golpe para el Dominante y para la sumisa.Los mismos argumentos aplican para los Dominantes. Entre más enseña, más tendrá que supervisar el Dominante y es más probable, que tendrá más cosas que corregir. Por tanto habrá más oportunidades para el Dominante de fallar en una supervisión adecuada de la conducta de la sumisa.Dicho de otra forma, los bocados grandes son a menudo indigestos para ambos, tanto para el Dominante como para la sumisa. El avanzar a pasos grandes, ciertamente (si pueden hacerlo) los acercara más rápidamente a su meta, pero también es cierto que es menos seguro y por lo tanto seguramente que habrá una tensión mayor, y será mas fácil que se produzcan accidentes. Mi consejo es que ¡Tomen el método mas lento, gradual y disfruten el entrenamiento! El proceso de entrenamiento puede (y me atrevería a decir, debe) ser divertido y disfrutarlo tanto como los resultados.No obstante, usted querrá también estar seguro que todos esos pasos pequeños van en la dirección correcta hacia adelante, y no hacia atrás o hacia los lados. Para hacer esto, es mejor tener un plan (mmmmm ¿dónde lo tiene?, que ya habíamos hablado de eso antes). Permítanme exponer un ejemplo de progresión.Durante el entrenamiento de las posiciones. Antes que cualquier otra cosa yo espero primero que la sumisa haya leído lo que yo he escrito acerca de las posiciones, y que se familiarice, con lo que esta explicado en el texto. Luego espero que me formule sus preguntas y, de hecho, las recibo con gusto, y trato de contestar a sus dudas. Una vez que este aprendizaje "mental" o teórico se ha empezado, yo empiezo el entrenamiento. Y para eso uso la estimulación positiva y negativa como un elemento de la comunicación durante el entrenamiento.Al principio, el entrenamiento será básicamente enfocado a la sensibilidad de la respuesta a los comandos u ordenes. Así, si a la sumisa le toma unos segundos el recordar el que la orden o comando "Atrás" es la opuesta a la orden "Delante", yo usaré solamente estimulación negativa por asumir la posición incorrecta. Y usare la estimulación positiva una vez que la posición correcta haya sido asumida.El entrenamiento progresivo es el que forma y refina la conducta correcta, y se le denomina precisamente progresivo ya que su objetivo es elevar poco a poco el estandar de lo que se considere que es la conducta correcta. A la próxima sesión de entrenamiento, por ejemplo, yo puedo esperar que la sumisa adopte la posición correcta, pero también me puedo encontrar con cosas negativas, como si hay vacilación al asumir la posición, o si hay fallas menores con la posición asumida. Por ejemplo, al principio, yo no corregiré o "sensibilizare a" la sumisa si, en la posición de "Stand" ("En Posición"), las manos se toman una a otra en lugar de ponerse simplemente una encima de la otra con los dedos rectos o extendidos; más bien, yo la premiaré por no equivocarse en la orden de la Posición y no confundirla con otra posición o con otra orden, en lugar de sensibilizarla por asumir la posición de forma defectuosa. No obstante, yo empezaré corrigiendo los detalles de la mano incorrecta o las posiciones de los dedos durante la segunda o tercera sesión. Otro ejemplo, si las manos de la sumisa no son colocadas en la parte baja de la espalda, y en cambio están descansando en los glúteos o en el trasero, nuevamente yo no corregiré o castigare necesariamente al principio. Después lo haré. Y cada vez que ella adopta la forma correcta, será premiada de forma consistente.El resultado es que la sumisa, con el tiempo, vendrá a encontrarse con normas más exigentes de conducta. Es más, el hacerlo no será una exigencia o representara una trabajo o una privación; más bien, será una fuente de orgullo. La sumisa invariablemente paladeara placenteramente el hecho que ella puede comportarse tan bien y puede aprender normas tan exigentes. Ella estará contenta porque generalmente no involucró nunca el enojo o métodos disciplinarios severos. Más bien, involucró el recompensar los pequeños éxitos desde el principio. Ésa es la clave de entrenamiento incremental para formar una conducta.
10. La realimentación y Refuerzoa.-¿Que Es la realimentación?La realimentación es una cosa muy simple. Es una comunicación que se establece con alguien respecto las consecuencias de los resultados de sus acciones o inacciones. Si usted está intentando insertar una clavija redonda en un agujero redondo, la realimentación es cualquier cosa que le dice que funcionó. De forma semejante, si usted está intentando encajar una clavija cuadrada en un agujero redondo, la realimentación es lo que le dice que no funciona (la realimentación negativa). En resumen es cualquier mensaje recibido, de cualquier forma o medio por alguien que le permite saber las consecuencias de sus acciones.La realimentación positiva es una realimentación que nos informa que una acción por parte nuestra tiene como respuesta o resultado una consecuencia positiva. Por ejemplo, si, arrodillándose, la sumisa consigue por parte del Dominante una palmadita en la cabeza, una caricia o alguna señal de que es una muchacha "buena! " ella está consiguiendo la realimentación positiva. Si, por resistirse a una orden, ella lo que consigue es una zurra o un azote y no le gusta ser azotada, entonces los azotes serán una realimentación negativa.b.-¿ Qué es la realimentación Positiva y que es la Realimentación negativa?Las consecuencias positivas y negativas son muy dependientes de lo que a la sumisa le gusta y de lo que detesta. Si una mala conducta invariablemente le hace recibir un azote y un regaño o una humillación de su dominante, y a ella le gustan los azotes y las humillaciones, entonces ella se comportará todo el tiempo mal. ¿Por qué? Porque la conducta produce una realimentación que para ella es, muy agradable. Esto se le denomina "premiar la mala conducta". Por otro lado, si con tal conducta sólo consigue ser puesta en aislamiento y ser ignorada, y ella odia ambas cosas, vera que estas son las consecuencias a su mala conducta, y que esto resulta negativo para ella.Más aun, la severidad de la consecuencia también tiene un impacto en la conducta. Si la sumisa detesta ligeramente el estar desnuda, pero odia el estar sucia, ¿Cual piensa Ud. que será la consecuencia mas eficaz para disuadirla de una conducta indeseable en el futuro?c. el RefuerzoFinalmente, nosotros podemos describir ahora lo que se entiende por "refuerzo". El concepto de refuerzo es: Si una conducta invariablemente es seguida por una realimentación positiva, dicha conducta se repetirá a menudo incrementándose. La conducta ha sido reforzada por un resultado positivo. Si una conducta invariablemente es seguida por una realimentación negativa, dicha conducta ocurrirá cada vez menos, y se extinguirá en el futuro. Finalmente, cualquier conducta que no tiene ninguna consecuencia discernible sólo ocurrirá en una base o forma aleatoria.d. La esencia del EntrenamientoEn resumen la esencia del entrenamiento es: Si la conducta deseable es seguida de forma consistente por una consecuencia (la realimentación) y esta es agradable (positiva) a la sumisa, esa conducta ocurrirá más a menudo (se reforzara), al punto que invariablemente ocurrirá. Si la conducta indeseable es seguida de forma consistente por una consecuencia que a la sumisa no le guste, esa conducta ocurrirá cada vez menos, al punto de que casi desaparezca o de que casi nunca ocurra. Esto es cómo se motiva a la sumisa para tener éxito en su entrenamiento.e. Regresando a La Necesidad De La ConsistenciaUna vez, antes de la disolución del Unión Soviética, un turista americano visitó Moscú. Mientras recorría la ciudad, acompañado por una guía proporcionada por el Estado. Un día, decidieron viajar usando el metro, y el turista tuvo oportunidad de ver lo bonito y limpio de la estación del metro de la Catedral de Moscú. Impresionado se volvió e hizo un comentario a la guía acerca de la ausencia de grafiti sobre las paredes del metro. La guía sonrió con orgullo y dijo que todas las estaciones del metro estaban así. Ellos no tenían ningún problema en absoluto con el grafiti. El turista pregunto si el castigo era muy severo. La guía sonrió benignamente y dijo, "El castigo no es fuerte...pero es seguro". El punto aquí es que esa realimentación no tiene que ser Fuerte ni dura para sacar la conducta correcta. De hecho, la realimentación suave a veces es más eficaz que la realimentación "dura", sobre todo si uno quiere que el entrenamiento sea con el tiempo una experiencia positiva. Al corregir a mi sumisa, yo usaré a menudo un palo largo de los que se usan para revolver la pintura y picare o golpeare suavemente, pero a menudo a la sumisa con él. Esa palmadita le permite saber que algo no es correcto. Y ella sabe que invariablemente ocurrirá cuando ha habido un lapso pequeño. No hiere, no se provoca enojo y no es un reproche. Más bien, es la realimentación física de que algo necesita un poco de mejora o corrección. Y, si ella no entiende lo que hizo mal, yo se lo explico suave y positivamente a ella. Y, cuando ella lo haga correctamente, ella conseguirá su premio.La realimentación equivocada, y en particular, la falta de ella, es la segunda de las cuatro cosas mayormente frustrantes que una sumisa puede experimentar. Si, la sumisa hace algo correcto y no se le premia. Ella se sentirá herida y desconcertada. Esto no es para lo que ella negoció. Igualmente, si la sumisa hace algo que ella sabe está mal o equivocado y no se le castiga. De nuevo, mientras ella puede por un lado saborear la ausencia de algo desagradable, por el otro ella se sentirá perdida y estará desconcertada por la falta del castigo. Si ella no puede hablar con ud respecto de esto , su respeto para usted también vacilará. Nuevamente esto, no es lo que ella negoció. Ella puede, de hecho, preferir la disciplina durante un periodo largo. Así, que haga lo apropiado, y hágalo de forma cierta y congruente, y usted no irá mal.Por otro lado, si su falta o error es más severo, ella puede necesitar algo un poco más severo que nada mas una palmadita. La desobediencia voluntariosa (aniquiladora del pensamiento sumiso) deberá traer consigo algo más severo (pero no necesariamente físicamente más doloroso) que un golpe o un piquete con el palo de la pintura. Todo dependerá de lo que este pasando.f. El EnojoPor supuesto que, este tipo de realimentaión no tiene que ser hecho ni por enojo ni en el momento que el Dominante se encuentre enojado, el enojo puede ser a menudo contraproducente. El enojo nubla la mente del Dominante, y puede ser una indicación que la autodisciplina Dominante está fallando. Más allá, el enojo y el hacerse el enojado, puede ser una forma de "castigo" para la sumisa. Hay que tener cuidado al aplicar un correctivo, cuando se esta enojado, ya que el enojo puede llevar a aplicar un "castigo" real que quizás llegue a ser un poco más severo que lo que requiere o demanda como corrección la falta o el error en que haya incurrido la sumisa. De acuerdo con lo anterior, use el enojo discreta y apropiadamente. Nunca permitá que el enojo lo gobierne, o se haga una costumbre. No pierda los estribos.g. "Preparándose" Para el Éxito O el FracasoRecuerde que la realimentación es un medio mediante el cual la conducta puede reforzarse o puede extinguirse. Significativamente, la forma en que la realimentación sea aplicada y reforzada tendrá un efecto muy directo y significante en el entrenamiento como un todo. Específicamente, si la realimentación negativa lleva a que los entrenamientos sean experiencias desagradables , el programa de entrenamiento puede tener un fin abrupto y acabar con la relación. Por esta razón, y exceptuando sólo cuando se desee un tipo de entrenamiento muy estricto o controlado, es una muy buena idea el preparar el entrenamiento de la sumisa de tal forma que ella tenga una serie de pequeños éxitos, de tal forma que cada uno sea la base del siguiente.Si la sumisa se enfrenta con una serie de eventos dónde ella siente que ella nunca alcanza las normas o metas deseadas o puestas por el Dominante, ella seguramente pensara que no será capaz de hacer nada bien, se sentirá fracasada y seguramente seguirá fallando. Esta la tercera de las cinco cosas mas frustrantes que una sumisa pueda experimentar. Sin embargo, las consecuencias de este sentimiento normalmente van mucho mas lejos y mas allá de la simple frustración, ya que también se dañarán la autoestima y la confianza de la sumisa en sí misma, se sentirá no solo disminuida si no destrozada, y con las alas rotas. Si eso pasa, el fracaso no será suyo. Será del entrenador.h. Cómo Hacer el Refuerzo más EficazHay varias dimensiones en que el refuerzo puede aplicarse. Esas dimensiones por supuesto harán a menudo que el refuerzo sea más eficaz o menos eficaz.I. Físico. Emocional/EspiritualEn términos a corto plazo, yo he encontrado que el refuerzo táctil y físico, como acariciar, abrasar, cuidar, tocar, etc. (en el lado positivo) y palmaditas ligeras, palmadas o azotes (en el lado negativo) trabajan mejor. A largo plazo, los refuerzos mentales y espirituales tienden a trabajar mejor.II. El intervalo de la RealimentaciónEntre más corto sea el intervalo entre la conducta y la realimentación, esta será más eficaz ya que se volverá un refuerzo. Por eso cosas como los vibradores y los collares que dan una pequeña descarga eléctrica de control remoto o a distancia pueden ser muy eficaces, si se usan eficazmente.III. La severidad de la RealimentaciónLa realimentación también parece ser más eficaz si la severidad de la realimentación es congruente con la magnitud del error de la esclava a los ojos del Dominante. En esto hay que considerar, y recordar que una meta del proceso de entrenamiento es proporcionar por un término largo, realimentación positiva para reforzar la avidez de la esclava a ser entrenada en el primer lugar. Si el castigo va de acuerdo al crimen, por así decirlo, la sumisa podrá relacionarlo mejor de esta forma, y podrá aceptar más de la realimentación y del entrenamiento. La confianza se reforzará, y la efectividad del entrenamiento como un medio de instalar la disciplina en la sumisa se reforzará grandemente.IV. La consistencia De La RealimentaciónFrancamente, este artículo lo considero más importante que los otros. Si la realimentación no es consistente, por lo menos inicialmente, el refuerzo llevará más tiempo y el proceso será más arduo para todos los involucrados. El Dominante debe ser tan consistente como le sea posible.
 
Support : Copyright © 2015. comme prima - All Rights Reserved