Home » » Si pudiera ser poeta para poder explicarme...

Si pudiera ser poeta para poder explicarme...

Noches largas de insomnio, lo inexistente acude a mi mente y toma mis pensamientos. Si fuera poeta pudiera escribir un texto o unir letras para decir lo que siento. Aun así no me importa no serlo y escribo.

Es de noche, como casi todas las noches y llevo un rato enorme tratando de conciliar el sueño, Afuera hay luz en la calle y gotas de lluvia se ven a lo lejos como perlas que caen del cielo.

Me asomo y miro a travez de la ventana del pequeño cuartico y veo las gotas como retumban en el vidrio, tristes y melancólicas repican suenan una y otra vez y abajo llegan entrando en las entrañas de la tiera, golpean el techo, empapando la grama y el suelo y la luna que podria brindarle su brillantez no ha salido, ni esta noche ni las noches pasadas.

La luna no se ve, talvez el insomnio no permita verla, tal vez no es su tiempo de salir simplemente ella tampoco quiere salir a mojarse. Si tal vez no la vea, pero es de sentirla y presentirse que esta alla arriba.

Y miles de recuerdos de vidas pasadas, atravezadas por la irrealidad, por la simultaneidad, por la transposición de la tierra se meten en mi cabeza, yendo y viniendo, entrando en mi cuerpo con el aire frio de la ventana medio abierta arrastrandose en cada irregularidad de mi piel, y caen resbalandose hasta las heridas que aun están llagadas.

Veo todo lejano y borroso, que incluso se multiplica y agobia como un laberinto del cual no puedes escapar. Las visiones al caminar son todas pedazos de vida inconlusa que te deben llevar al final si es que tu cuerpo aguanta el seguir adelante y observar en las paredes fotografias de tu vida que están alli parta confundirte y a veces para hacerte sonreir con lagrimas en los ojos.

No importa lo que haga, la esencia, el olor, y la ausencia siempre estan de la mano. El tiempo no lo cura todo, solo hace que vivamos de forma mas llevadera.

Si ahora ya no mojo mi rostro con lagrimas, no es porque a veces no llore, sino que las lagrimas se quedan adentro, y dejan su marca cuando me toco las mejillas y debajo de los ojos. No son lagrimas normales, son lagrimas de fuego, lagrimas que queman, que arañan y que golpean el alma.

El vacio de las noches insomnes esta lleno solo de recuerdos hechos añicos de una vida no vivida, de un momento de locura, de ansiedad por el futuro, de silencios, de lágrimas, incertidumbres, apatia y sobre todo de una oscura soledad.
iara
 
Support : Copyright © 2015. comme prima - All Rights Reserved